PINCHA AQUI

ROQUI y ROQUITA nos llevan a la Escuela Dominical Sobre la Roca (slR), aquí podrá el maestro encontrar semanalmente la clase completa para poder impartirla a sus alumnos.
Esperamos que sea de bendición para su ministerio y para la vida de los niños.
Todo el material está tomado de "Iglesia Infantil" y de "Pacto con Dios".
COMO USAR EL MATERIAL

En este apartado del Departamento Infantil Sobre la Roca (slR) incluimos las clases completas para dar Escuela Dominical.Este material se distribuye en: El estudio o lección de la semana, la apertura, el texto bíblico, la manualidad, el juego, el refrigerio, la página para pintar, el boletín, y el devocional "Mi Diario Vivir", que se reparte entre los niños al finalizar la clase y es un devocional que tienen que hacer diariamente durante la semana, y devolver al profesor el próximo día de clase para que así la clase quede más afianzada en sus vidas y corazones, para los niños pequeños, sus papás tendrán que ayudarles, esto no toma más de 10 minutos diarios.
Sólo tienes que copiar el texto sombreándolo con el ratón y pinchar con el botón derecho del mismo y elegir "copiar" y luego puedes pegarlas en un documento de word y ya puedes imprimir. La imagenes las puedes guardar directamente en tu archivo o copiarlas también para imprimir.
Dios te bendiga.

viernes, 2 de julio de 2010


AYUDAR A OTROS



REFERENCIA BÍBLICA: Lucas 10:25-37

VERSÍCULO CLAVE: "… hagamos bien a todos" (Gálatas 6:10).


CONCEPTO CLAVE: Dios quiere que ayude a otros haciendo el bien.


OBJETIVOS EDUCATIVOS:
Al final de la clase de hoy los niños podrán:
1. Narrar de que manera ayudó el samaritano al hombre herido.
2. Decir cómo pueden ayudar a otros.
3. Explicar por qué Dios quiere que ayuden a otros.


APLICACIÓN A LA VIDA DIARIA:
La historia del Buen Samaritano nos muestra lo que es el amor en acción y cómo Dios quiere que ayudemos a otros. Esta semana y motivados por el ejemplo de la historia, los niños pensarán en maneras para ayudar a otros. Por ejemplo, ayudando a un niño a levantarse cuando se cae, ayudar a mamá limpiando el cuarto o ayudar a la maestra repartiendo o recogiendo papeles, etc. Vivimos en un mundo donde todos hablan del amor pero pocos aman de verdad. Los niños aprenderán desde ahora a poner "manos y pies" a su amor.



JUEGO: "Cebollitas". Los niños formarán una hilera, sentados con las piernas abiertas de modo que se siente uno frente de otro y el que esta atrás pueda abrazar de la cintura al del frente. Dos niños deben estar parados y tratarán de sacar al primer niño de la hilera, halándole de las manos y pies hasta que logren que el niño que lo esta abrazando de la cintura, lo suelte. El niño que salga de la hilera ayudará a los otros dos niños a sacar de la hilera al niño que quedó enfrente y así sucesivamente hasta que saquen a todos.


INTRODUCCIÓN: Muestre un botiquín de primeros auxilios y explíqueles para que sirve, puede enseñar las cosas que contiene y decir para qué se usa.



HISTORIA: Empiece a narrar la historia del Buen Samaritano, teniendo el botiquín en sus manos. Use también las ilustraciones adjuntas (coloréelas con anticipación). Si prefiere, dramatice los acontecimientos para darle más impacto a la historia.

Un hombre iba por el camino y unos bandidos lo asaltaron y le quitaron hasta la ropa, lo golpearon y le abandonaron en el camino. Un hombre pasó por el mismo camino donde estaba el hombre herido, pero se acercó lo vio y siguió de largo. Más tarde pasó otro hombre y cuando lo vio tirado en el camino, lo vio y siguió adelante. Pero más tarde un hombre de Samaria (por eso es la historia del buen samaritano), que viajaba por el mismo camino, lo vio y tuvo compasión del hombre herido. Se acercó, le curó y le llevó a un lugar donde este hombre termine de recuperarse de sus heridas.

Diga, que así como el samaritano ayudó, nosotros debemos ayudar a otros. Dios quiere que ayudemos a las personas necesitadas y que no miremos si esa persona es conocida o no. Dios quiere que ayudemos a toda persona que se encuentre o tenga necesidad. Esta es una manera de obedecer a Dios, porque Él nos manda a amar a todos y una manera de demostrar ese amor es ayudando cuando lo necesitan. Adjunto encontrará otra manera de relatar la historia. Si desea úsela.





DRAMATIZACIÓN: Si es posible, con anticipación busque unas toallas o sábanas, telas, y ropa vieja (para el Samaritano) y con esto escoja un grupo de los niños para hacer la dramatización. Puede leer la historia a medida que ellos salen a escena. Esto les encantará.

CANCIÓN: "Ayudar" .Cante el coro después de cada estrofa.

Si de pronto veo a mi hermanito en el suelo,
con mis manos puedo ayudarlo a caminar//
Coro: Ayudar// con mis dos manitos;
En todo lugar// puedo ayudar//
Si está cocinando mami y llora el más chiquito,
yo puedo pasearlo con mis manos y ayudar//
Si papá solito está regando las flores,
con mis dos manitos yo lo puedo ayudar//
Las manitos no deben pelear ni hacerse daño;
si las usas para ayudar te irá mejor//







REFRIGERIO Y VERSÍCULO: Mientras se sirven el refrigerio, aproveche el tiempo para leer una y las veces que sea necesario el versículo de hoy. Luego que hayan terminado de servirse, repitan el versículo y traten de memorizarlo. Adjunto se encuentra una idea de cómo hacer un visual para el versículo utilizando curitas. Al terminar el refrigerio, pida que le ayuden limpiando el aula y dejar todo acomodado.



HISTORIA
Esta es una posible manera de contar la historia del Buen Samaritano. Prepare con anticipación una caja envuelta en papel de regalo o papel dorado. La caja debe tener una tapa que se pueda quitar. Dentro tendrá una tela que servirá como de escenario y las figuras que se encuentran adjuntas. Con anticipación coloréelas. Inicie diciendo algo como: "Esta caja es muy linda. Me parece un regalo. La caja tiene una tapa. Me pregunto si habrá algo dentro que nos ayude a saber otra cosa que Dios quiere decirnos. No sé, debemos mirar lo que hay dentro para saber". Hay varias maneras de contar una historia bíblica. A veces hacemos historias dramatizadas. Otras veces contamos la historia basados en las respuestas de los niños a ciertas preguntas. A veces usamos títeres o franelógrafo. Para hoy le invitamos a utilizar otra manera de contarla. Es un método que ayudará al niño a "entrar" a la historia siendo parte del cuento en vez de solamente ser observador. Es un método que ha tenido resultados lindos inclusive con niños muy inquietos. A lo mejor parecerá algo un poco extraño al principio, inclusive para ellos. Por ejemplo, en vez de estar mirándoles cuando cuente la historia, tendrá sus ojos siempre en el escenario. En vez de contestar sus preguntas o responder a sus observaciones como siempre lo hace, pausará mientras hablen y luego seguirá contando la parábola sin mirar al niño que habló. En este método tratamos de hablar poco y en tonos suaves. Y después de relatar la historia, todavía mirando al escenario, empiece haciendo preguntas con la frase "me pregunto". Son preguntas que no tratamos de contestarlas para ellos. Ellos mismos contestarán durante su propia meditación o actividades.

Invite a sentarse en el círculo sobre una alfombra. Camine lentamente a donde tiene guardada la caja envuelta en papel de regalo y tráigala al círculo. Ponga la caja frente a usted y siéntese en silencio un momento. Luego toque la caja suavemente y con respeto. Diga las palabras o algo similar de lo que se ve en el párrafo anterior.


Quite un poco la tapa para poder mirar adentro. Tápela de nuevo y ponga la caja a su lado. Ábrala suficientemente para poder sacar las cosas de adentro pero no tanto que los niños vean lo que hay. Saque la tela café claro, puede ser la tela costal, con respeto y anticipación y extiéndala diciendo: Me pregunto lo que puede ser esto. Es muy áspero. Me pregunto ¿qué puede ser tan áspero? Es color café claro. Me pregunto:
¿qué podrá ser un lugar tan café? (Saque el camino, un largo de tela café oscuro). Me pregunto ¿qué podrá ser esto? Pudiera poner un lado aquí y el otro acá. (Ponga un lado cerca de usted y extiéndalo hasta el otro extremo de la tela). Me pregunto lo que podrá ser? A ver si hay algo más en la caja que nos ayude. Miren: - Saque la ciudad de Jerusalén a su lado izquierdo y la ciudad de Jericó el otro extremo del camino.

- Ponga las dos rocas grandes, color azul oscuro al lado del camino a su derecha (más o menos en el centro del camino).
- Ponga los dos ladrones atrás de las rocas.
- Siéntese en silencio un momento y luego ponga al viajero al lado de Jerusalén.
Una persona... (empiece a mover al viajero)... estaba viajando desde Jerusalén a Jericó... (señale las dos ciudades)... cuando unos ladrones... (saque los ladrones de las rocas y hágalos cruzar el camino del viajero)... lo atacaron... y lo lastimaron... y le quitaron todo lo que tenía... y luego lo dejaron al lado del camino, medio muerto.
(Ponga los ladrones en la caja y ponga el viajero boca abajo al lado del camino). Un gran sacerdote del Templo de Jerusalén estaba caminando en el camino. (Saque el sacerdote de la caja y muévalo lentamente desde Jerusalén hacia a Jericó). Cuando vio al viajero... (haga parar al sacerdote un momento)... se pasó al otro lado del camino. (Mueva el sacerdote al otro lado del camino hasta que ha pasado al viajero y luego puede volver al centro del camino hasta llegar a Jericó). Un levita, una persona que trabajaba en el Templo estaba viajando a Jericó. (Mueva el levita de Jerusalén). Cuando vio al viajero lastimado... (hágalo parar un momento) ...él también se pasó al otro lado del camino. (Haga el mismo movimiento que hizo con el sacerdote). Pero un samaritano... (saque el samaritano de la caja y hágalo mover desde Jerusalén hacia Jericó) ...alguien que ni era del mismo país...llegó donde el viajero. (pausa) Y cuando vio al viajero tuvo compasión... (pausa)...y fue donde él. (Muévalo hacia el viajero).
Le puso medicina y curó sus heridas y lo puso en sobre su burro... (cubra al viajero con el dibujo del samaritano ayudando al viajero herido) ...y lo llevó a una posada... (mueva el dibujo hacia Jericó) ...y se quedó con él toda la noche. Y dijo al dueño de la posada que el viajero debería quedarse allí hasta que todas sus heridas se curaran y que él pagaría todo. (Pause y siéntase en silencio un momento). Pues ¿cuál de estos tres... (ponga el sacerdote, el levita, el samaritano y los ladrones en una fila) ...fue el vecino bueno para la persona herida, robada y dejada al lado del camino para morir? Me pregunto si la persona tirada a un lado del camino medio muerto tiene un nombre. Me pregunto ¿quién fue un buen vecino para los ladrones? Me pregunto ¿quién fue un buen vecino para el sacerdote? Me pregunto ¿quién fue un buen vecino para el levita? Me pregunto ¿quién fue un buen vecino para el samaritano? Me pregunto cómo el samaritano llegó a ser un buen vecino. Me pregunto si ustedes tienen preguntas.
Hay que volver a meter todas las figuras y la tela en la caja y volver a guardar la caja.


VERSÍCULO
Materiales: curitas(vendas adhesivas), marcador, papel de color.
Elaboración: Escriba una palabra del versículo en cada cura y luego los niños pueden pegar las curas en una hoja de color. Cuando aprendan el versículo pueden ponerse una cura en su brazo.





Nombre del Niño:______________________________________________________

TEMA: AYUDAR A OTROS

Lectura de la semana: : Lucas 10: 25-37

1.- ¿De qué manera ayudó el samaritano al hombre herido?

2.- ¿Cómo puedes ayudar a otros?

3.- ¿Por qué Dios quiere que ayudemos a otros?

4.- ¿Debemos ser indiferentes a la necesidad de otros?

5.- Dios quiere que ayudemos a otros haciendo el bien.

6.- ¿En el cole de qué manera puedes ayudar a tu profesora y a tus compañeros?

7.- Aprender de memoria: "… hagamos bien a todos" (Gálatas 6:10)







Recuerda que la tarea hay que traerla la próxima semana, y también el versículo aprendido. Dios te bendiga y que tengas una semana llena de bendiciones, y no olvides
¡DIOS CUENTA CONTIGO SIEMPRE PORQUE ERES IMPORTANTE PARA ÉL !
.

Dios te bendiga.


HOY NOS VISITAN DESDE


Visitor Map